Spread the love

Los constantes cierres de la hostelería y las grandes dificultades por las que atraviesa el sector no son ajenos a la Bodega Viña Costeira, que ya desde en el pasado verano contribuyó donando 700.000 euros en vino al sector para ayudar a mitigar la situación, poniendo su grano de arena a la esperada reapertura de los establecimientos. La bodega, que desde su nacimiento ha estado muy vinculada a sus distribuidores y a los profesionales hosteleros, continúa esta labor de ayuda con una nueva edición limitada de Amor de Bares, esta vez con su tinto Mencía destinado a seguir ayudando a los hosteleros con los que lleva desarrollando desde el inicio de la pandemia un plan de recuperación para mitigar las consecuencias de las restricciones por la pandemia.

En homenaje a una actividad que representa más del 60% de las ventas de la compañía, se lanza de nuevo la edición especial “Amor de Bares”, volviendo a recordar la importancia social de este sector, uno de los más afectados por las restricciones para contener la epidemia, y el empeño de los locales por salir adelante. “En su mayoría son pequeñas empresas que llevan un año adaptándose a las diferentes medidas, es un orgullo poder colaborar de forma tan estrecha con todos ellos porque forman parte de nuestra estructura como sociedad”, destaca Andrés Rodríguez Gómez, consejero delegado de Viña Costeira. “Esperamos que los esfuerzos de todos se vean recompensados en un futuro con un sector hostelero fortalecido”.

Supervivencia de la hostelería

La nueva edición especial “Amor de Bares” suma un total de 30.000 botellas, que serán repartidas a través de los distribuidores habituales de la marca entre unos 5.000 establecimientos de hostelería que han mostrado interés en participar en la primera campaña de Amor de Bares. Para la cooperativa vitivinícola gallega sigue siendo fundamental apoyar y garantizar la supervivencia de la hostelería, uno de los sectores más empleadores en Galicia con decenas de miles de puestos de trabajo directos y que permite a los cerca de 500 socios de la bodega Viña Costeira seguir desarrollando lo que mejor saber hacer y afianzar su apuesta por el rural de Galicia.

Durante todos estos meses, Viña Costeira ha continuado con su operativa habitual, maximizando en todo momento las medidas de seguridad fijadas por las autoridades estatales y autonómicas para garantizar la protección de sus trabajadores. La reapertura de las actividades enoturísticas en el Pazo de Toubes se ha inaugurado manteniendo las medidas sanitarias para garantizar la seguridad y disfrute de los visitantes.

“Esperamos que esta nueva edición de Amor de Bares sirva para celebrar que comenzamos a ver el final de esta situación y que entre todos, y cumpliendo las normas, somos capaces de recuperar la normalidad”, afirma Andrés Rodríguez.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
logo

¿Eres mayor de edad?

Debes ser mayor de 18 años para acceder a este contenido

0