El verdadero origen del Ribeiro se encuentra en la zona de Riobó, en Cenlle. Allí nos encontramos el Pazo de Toubes, una joya del patrimonio rural del siglo XVIII rehabilitada por Viña Costeira.

El proyecto, además, también abarcaba la recuperación de sus antiguas fincas, utilizando el propio material granítico extraído de la ladera para formar los bancales, buscando la mejor orientación para nuestros viñedos.

Se encuentra a una altitud que varía entre los 200 y 400 metros, al abrigo de las montañas y abarcando hasta el fondo del valle. Esto hace que cada parcela tenga sus propias características diferenciadoras. Gracias a las particularidades de su suelo arenoso, se regulan de forma natural las producciones, primando la calidad de la uva con respecto a la cantidad obtenida.

Un terreno excepcional, ideal para producir Treixadura, Albariño y Loureira, empleadas para la Familia de Vinos de Finca Pazo de Toubes: Modus Vivendi y Toubes.